Masaje infantil

Para escuchar, comprender, respetar y amar a los niñ@s.

El masaje infantil fomenta las relaciones familiares.

Formamos parte de una sociedad donde la prisa siempre está presente. El masaje nos puede proporcionar un espacio y un tiempo para ofrecer a los niñ@s un mensaje de amor, escucha, aceptación y disponibilidad, bases para su autoestima, permitiéndonos asimismo recuperar estos valores que tanto encontramos a faltar.

¿Qué es el masaje infantil?Masaje infantil

Está clínicamente demostrado que el amor y las caricias –la nutrición afectiva- tienen un importante efecto positivo en el desarrollo del ser humano. Hemos hecho importantes avances tecnológicos, pero olvidando cosas primordiales. Es a través de las sensaciones que éstas se transforman en emociones, que el niñ@ va formando sus impresiones sobre el mundo y de donde surgirán sus recursos para ir desplegándose en la vida, para crecer, para desarrollar su capacidad de aprendizaje y para sus relaciones. De todas estas sensaciones las más importantes, en los primeros años de vida, son las que se reciben por el sentido del tacto.

El tacto es tan necesario para un bebé como el alimento. Tiene gran importancia tanto por sus efectos calmantes como por su papel en la comunicación afectiva no verbal. El niño experimenta la falta de contacto como un abandono. Si su necesidad de contacto no se ve satisfecha con una respuesta afectuosa, arrastrará durante su vida la sensación de no ser amado (Tócame mamá. Elvira Porres).

Hasta los 12 años los niños son “tacto-quinestésicos”, es decir, que la información la reciben en mayor medida a través del contacto y del movimiento, más que a través del oído y de la vista. Por eso, podemos llegar mucho más a los pensamientos y a las emociones con el contacto cutáneo, en lugar de la otra comunicación verbal o no verbal mencionada. Es importante decir “te quiero” a los niños pero aún más importante y eficaz es el que se le diga a través de una atención cuidadosa y un masaje lleno de amor.

Beneficios del Masaje Infantil

  • Puede estimular y/o relajar, tan importante para el desarrollo del aprendizaje. Los niñ@s pequeñ@s aprenden cada día cosas nuevas, lo cual puede suponer muchas veces una sobre-estimulación, si no se equilibra con relajación o reposo.
  • Ayuda a organizar el sistema gastrointestinal solucionando cólicos y gases. También contribuye al bienestar de otros sistemas como el nervioso central, respiratorio, inmunológico etc.
  • Ayuda también a liberar las tensiones emocionales producidas por los impactos que desde el exterior van sobrecargando su sistema nervioso. Una de las formas de descarga en la etapa preverbal es el llanto. Si les ofrecemos esta posibilidad y seguimos a su lado para contener su liberación, evitaremos la acumulación de bloqueos que pueden derivar en aislamiento e incomunicación, o a la formación de carácter tenso, nervioso e irritable con tendencia a la hiperactividad y a las dificultades de atención.
  • Ayuda a la formación de los vínculos, ya que proporciona elementos básicos para su establecimiento, como son el tacto, la mirada, la voz y el olor, entre otros.

Próximas actividades

Sin eventos

Nerea Mendizabal

Nerea Mendizabal
Psicopedagoga
Educadora social
Educadora de Masaje Infantil